Para la Coordinadora del Observatorio de la Niñez y Adolescencia, CODENI, “la situación de la violencia sexual que está afectando a la niñez y adolescencia es alarmante”, segun las estadísticas del observatorio entre el 2018 y 2019 los delitos de violencia sexual  aumentó a un 25%.

La Policía Nacional en el 2019 contabilizó 2,171 denuncias. Más del 78% de los casos las víctimas eran niñas, niños y adolescentes menores de 17 años. Mientras que en el Instituto de Medicina Legal en 2019  se reportó 3,962 peritajes con un aumento del 12%. Más del 80 % de los casos son niñas y adolescentes mujeres.

Marvin García Urbina de CODENI

Para Marvin García Urbina de Codeni, “resulta sumamente alarmante esas diferencias de los reportes de Medicina Legal con relación a la Policía, podría ser que las familias no denuncian en las estaciones policiales “por un lado, las familias no están denunciando los delitos, hay una gran cantidad de casos impunes la policía nacional y operadores de justicia, que lejos de dar respuesta a las familias sobre la gran situación que están viviendo las victimas más bien alienta a los agresores a seguir cometiendo más delitos ante la pasividad de las autoridades policiales y el resto de operadores de justicia”.

Reconocer el abuso sexual infantil no siempre es fácil. Muchas veces, el abusador es alguien que la víctima conoce y en quien confía. También puede ser un extraño. ¿Pero cómo conocer un poco de estas señales y qué hacer?

La Psicóloga Lorna Norori, del Movimiento Contra el Abuso Sexual explica que hay señales que indican alguna condición de abuso sexual “La edad de las niña o niño debe valorarse, cuando son muy pequeñitos las señales pueden ser más físicas ejemplo: el pañal o la ropa interior puede estar manchada de sangre. Si está empezando a caminar en sus primeros pasos muestre dolor o diga que le duele, o que al bañarle la madre descubra que hay un tipo de lesión. Las señales emocionales se dan en niñas y niñas de edades de 3 a 7 años en adelante, se dan cambios drásticos de personalidad, se aíslan, no quieren jugar mucho, pueden tener expresiones sexualizadas.

Psicóloga Lorna Norori, del Movimiento Contra el Abuso Sexual

¿Por qué la niñez calla el abuso sexual? Para la psicóloga Norori, son muy habituales los abusos sexuales cometidos por algún miembro del núcleo familiar, que además juegan un rol clave en el proceso de formación de su personalidad, por lo que hay un sentimiento de afecto por el victimario.

Por eso fácilmente los menores abusados se callan no porque el abusador, les amenace, o les diga que no tienen que hablar sino porque en forma de cuentos les explica que   esto es un secreto y si la mamá se da cuenta se va enojar porque ella desea que la quieran más a ella.  Y así es como los niños protegen inocentemente al abusador, explica Norori.

El 87% por ciento de las situaciones el abuso sexual ocurre dentro de los espacios más seguros.

¿Qué se puede hacer para proteger a la niñez de ser abusada sexualmente?

Si se piensa que un niño o niña ha sido abusada sexualmente, es bueno hablar al respecto. Sin embargo, sería útil primero consultar recursos que ayuden a aprender más sobre el abuso sexual infantil.

Norori añade en este y todos los contextos es determinantes que todas y todos nos dispongamos hacer algo es decir desde la prevención el hecho que la mamá tenga claro los cambios que está presentando su niña o niño y tenga información.La experta considera “el papel de los medios de comunicación es determínate”. En los municipios en la comunidad se puede invitar a alguien que hable de estos temas.” Lo primordial es comenzar a hablar de un tema y no quedarse callado”.