Fincas sostenibles para un desarrollo integral.

Raúl Martínez

Nicaragua es un país meramente agropecuario, en el año 2016 las exportaciones alcanzaron mil 760 millones de dólares. De acuerdo a las proyecciones 2017 el rubro cerrará con un crecimiento superior al 11 por ciento y generará más de mil 960 millones de dólares. 
La ganadería bovina, ha liderado las exportaciones en los últimos años. Las divisas producidas en 2017 superarán los 700 millones de dólares. Para continuar con ese crecimiento Nicaragua debe pasar de una ganadería tradicional a una más tecnificada, "necesitamos una ganadería sostenible natural" afirma el gerente de la cooperativa San Francisco de Asís.
Según Rivera, las organizaciones gremiales promueven un modelo de Buenas Prácticas agropecuarias (BPG) que permitan al ganadero ofrecer productos con garantía sanitaria e inocuidad.Dina Reyes es productora, es secretaria de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, considera que en los últimos años la ganadería a tenido múltiples cambios pero aún hay mucho camino por recorrer.
Algunas instituciones de gobiernos como el instituto de sanidad y protección animal Ipsa en coordinación con organizaciones gremiales trabaja hacia la certificación de fincas de cara a una ganadería sostenible y natural, afirma el ingeniero Omar Artola.
Según el especialista a mediano plazo el productor tiene que mejorar la productividad y la inocuidad.
Lucía Sequeira es ingeniera agrónoma y trabaja con el proyecto Alianzas un esfuerzo que trata de incidir en construcción de fincas sostenibles amigables con el ambiente y que además busca igualdad de derechos. Sentada en un sillón en la sala de su casa de habitación habla de los esfuerzos que se han realizado pero además considera que hay un largo camino por recorrer. "Para lograr fincas verdaderamente sostenibles y amigables con el ambiente se requieren mayores esfuerzos.

blog comments powered by Disqus