Por la mañana de este 19 de octubre, un día antes de celebrarse la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, simpatizantes de la Unidad Azul y Blanco, Unab, se plantaron en un tramo de la Carretera Masaya, en Managua, con banderas, pancartas y gritando consignas para denunciar una vez más la represión del gobierno de Daniel Ortega contra la ciudadanía.

La OEA celebrará de forma virtual su 50º período ordinario de sesiones de la Asamblea General, entre el 20 y 21 de octubre, bajo el lema "Enfrentando los desafíos de COVID-19 en el hemisferio: un enfoque colaborativo para abordar vulnerabilidades y construir resiliencia en tiempos de crisis, con base en los cuatro pilares de la OEA", donde también se abordará la situación actual de Nicaragua. 

Entre las demandas del piquete exprés se escuchó la exigencia de Justicia y libertad para los presos políticos y que Ortega pague por todas las violaciones a los derechos humanos desde el 2018.

Suyen Barahona, de la Unab, refiere los objetivos de la protesta: “estamos aquí para manifestarnos demandando libertad para Nicaragua, libertad para los presos y las presas políticas, el día de mañana la asamblea de la OEA se reúne y queremos evidenciar que en Nicaragua enfrentamos una dictadura criminal que sea declarado ilegítimo es nuestra demanda”.

“Estamos desafiando a la dictadura por que en Nicaragua movilizarte implica hasta la muerte y aquí estamos demandando libertad y justicia”, señala Barahona.

Jaime Incer, también de la Unab, refiere el significado de la protesta “ el día de hoy estamos demostrándole a esta dictadura que no tenemos miedo que estamos en pie de lucha que no vamos a detenernos hasta la liberación total de los presos políticos, y le estamos mandando un mensaje también a la OEA que el día de mañana en la Asamblea sean firme y que estén a la altura de la expectativa del pueblo de Nicaragua que le está exigiendo a la dictadura que se vaya inmediatamente, que no dé tregua, porque el pueblo ya no aguanta”.

Tamara Dávila, del Consejo Político de la Unab, manifiesta que la protesta exprés denuncia nuevamente “el carácter criminal de la dictadura de Ortega y Murillo y hace eco del clamor popular de la ilegalidad e ilegitimidad de los Ortega-Murillo”.

Además, anunció que seguirán haciendo acciones coordinadas en cada rincón de Nicaragua demandando y denunciando a los Ortega y Murillo, así como la libertad de presas y presos políticos.