El sociólogo y ahora crítico del Frente Sandinista, Oscar René Vargas, en su más reciente análisis sobre la crisis del país, considera que la familia Ortega Murillo y sus más cercanos colaboradores viven días de pánico. Vargas asegura que, el presidente Ortega y su esposa Rosario Murillo, declararon la guerra a un golpe de estado que solo pudo existir en su imaginación.

Es oportuno leer el análisis propuesto por Vargas, por lo que les compartimos íntegramente el texto. De igual manera, quedaremos a la espera de un análisis general, anunciado por el propio Oscar René Vargas para los próximos días.

¿Pánico en el círculo íntimo del poder?

Oscar René Vargas / 26 de diciembre de 2019.

1.   Lo que partió como una protesta por el incendio de la Reserva Indio Maíz, contra la represión de los jubilados en la ciudad de León y la represión contra los ciudadanos en el Camino de Oriente, en una semana se transformó en la mayor movilización en la historia del país.

2.   Ortega-Murillo pasarán a la historia como los que le declararon la guerra a un “golpe de estado imaginario” contra ciudadanos desarmados con saldo entre 325 y 545 muertos, 4,500 heridos, centenares desaparecidos, miles de presos y más de 100 mil exiliados.

3.   También lo será por haber sido el presidente al que un millón de personas en las calles de Managua y medio millón en las ciudades de los diferentes departamentos demostraron su repudio con la mayor manifestación de la historia bajo la consigna: “Que se vaya ya”.

4.   De acuerdo a la CEPAL, las principales características económicas desde el 2018 a la fecha han sido, la caída de producción, del producto interno por habitante, la inversión, el consumo per cápita, las importaciones, la disminución de los salarios reales y el deterioro de la calidad de vida.

5.   En la génesis de la violencia del régimen, el dúo Ortega-Murillo operaron como gestores de la represión los paramilitares; como protectores de los paraestatales; como encubridores de los asesinatos cometidos; como enlace entre la policía y los elementos armados progubernamentales; como guionistas del discurso mediático que siguen justificando y acompañando las acciones de guerra de la policía, de los paramilitares, de los grupos de choque afines al régimen.

6.   Muchos piensan que la represión del régimen Ortega-Murillo es una suma de corrupción, ineptitudes y estupidez. Otros están convencidos que es, en realidad, un plan diseñado para controlar y someter a la sociedad nicaragüense a un estado de indefensión, zozobra, desarticulación y pánico con la finalidad de crear las condiciones óptimas para continuar con el saqueo de los bienes nacionales, la apropiación de los recursos naturales y la sobreexplotación de la fuerza de trabajo.

7.   Pero, haiga sido como haiga sido, por estulticia o por designo, lograron ensamblar, entre el 2017-2018, una orquesta inmunda en las tocaban al unísono, aunque en distintas escalas, empresarios, políticos comparsas, capos municipales, opinadores, publicistas, policías y militares.

8.   Entre el 2007 y 2019, se produjo un avance progresivo y a gran escala de la corrupción, la pérdida de derechos políticos, las conquistas sociales, la destrucción de organizaciones sociales y el acallamiento de las demandas sindicales. Los ataques de los grupos paramilitares y policiales mantienen a miles de familias en un estado de constante temor y privaciones.

9.   Opacado por la represión sociopolítica y la recesión económica, el fenómeno de los desplazados internos, los heridos, los desaparecidos y la migración suelen ser considerados como un asunto menor por miembros de la oposición. No lo son.

10.       Entre el 2007 y 2019, se consagró la generalización de la violencia gubernamental, la pérdida de los derechos humanos como referente básico, la descomposición institucional y la impunidad garantizada a la megacorrupción y a las raterías de funcionarios menores.

11.       En ese lapso de tiempo, se hizo inocultable la existencia de una conexión entre la gestión gubernamental y el auge del enriquecimiento inexplicable de muchas personas.

12.       Se evidenció, también, que la macrocorrupción se convirtió en la fuente principal de la acumulación originaria de la nueva clase y sus aliados.

13.       Entre el 2007 y 2019, se hizo incuestionable que el grupo económico Ortega-Murillo se había convertido en la principal corporación económica del país, tanto por el número de empleos que genera como por la cantidad de dinero que mueve en la economía.

14.       Tomando en cuenta las lecciones de la historia política de Nicaragua hay que estar claro que la democracia formal no es suficiente si persiste la desigualdad. La democracia no es suficiente si persiste la violencia gubernamental, el accionar de los paramilitares y los presos políticos. La democracia no es suficiente si persiste la pobreza, la malnutrición infantil, la inmunidad a la corrupción y la impunidad a los feminicidios.

15.       La desigualdad no sólo ha permanecido sino aumentado, incluso a un grado extremo de polarización. La décima parte de la población con mayores recursos concentra el 80 por ciento de la riqueza y el patrimonio del país.

16.       La crisis está lejos de resolverse. La élite empresarial y política, salvo excepciones, no quiere responder al malestar de una ciudadanía que ha dicho basta. Los ciudadanos luchan por una verdadera democracia, la justicia, la reparación y la verdad.

17.       Los nicaragüenses saben que el actual sistema es desigual, que beneficia a unos pocos y que los costos del mismo recaen en los ciudadanos “de a pie”, por ello han dicho basta.

18.       La Controlaría General de la República (CGR) se preocupa más por proteger a los corruptos que abultan más sus cuentas bancarias y sus propiedades que procesar a los delincuentes de “cuello blanco”. En conclusión, el régimen protege a los lavadores de dinero y a los corruptos.

19.       Las sanciones a las empresas DNP, Zanzíbar y Goliat es un golpe a la macrocorrupción que protege el régimen, pero no el final de la corrupción ni el “jaque mate” al régimen.

20.       El 20 de diciembre 2019, siete senadores norteamericanos (demócratas y republicanos) solicitaron una reunión especial al Secretario de Estado, al Secretario del Tesoro y al Director de USAID para evaluar el cumplimiento de la Ley “Nica Act”, la estrategia y los planes de Estados Unidos hacia Nicaragua.

21.       Es probable que las comparecencias de Mike Pompeo, Steve Mnuchin y Mark Green en el Senado de Estados Unidos no sean públicas, ya que pueden contener mucha información confidencial de lo que han hecho y de lo que van hacer. Solamente veremos las acciones posteriores.

22.       Por otro lado, Mauricio Claver-Carone, asesor especial del presidente Trump, manifestó que, aunque el Ejército pretenda mostrarse independiente de los “grupos de represión”, el gobierno norteamericano lo ve como cómplice del régimen Ortega-Murillo y advirtió que vienen medidas más fuertes.

23.       El EXIMBANK de Estados Unidos excluye a Nicaragua del acceso a sus servicios financieros, incluyendo las exportaciones. Es otro mensaje político que daña la legitimidad y credibilidad del régimen.

24.       Todos los principales poderes fácticos externos (Estados Unidos, Unión Europea, Organización de Estados Americanos, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Vaticano) presionan con mayor intensidad para empujar la negociación para una salida o aterrizaje al suave a la crisis sociopolítica.

25.       A pesar de las presiones, el aislamiento internacional y las debilidades del régimen, los poderes fácticos internos (COSEP, Alianza Cívica, sectores de la UNAB) comienzan a publicitar de la necesidad de ir a las elecciones con o sin reformas con Ortega-Murillo en el poder.

26.       Las declaraciones de Michael Healy, miembro de la Alianza Cívica, a Trinchera de la Noticia, con fecha 23 de diciembre de 2019, de ir a las elecciones con o sin reformas, nos permite preguntar: ¿esas declaraciones estarían indicando las negociaciones de un nuevo pacto político al amparo de las vacaciones de fin de año?

27.       Me produce la misma sensación las declaraciones de José Pallais al decir que es una minoría quienes rechazan a los partidos comparsas existentes y la amenaza de Mario Arana de marginar a quienes no acepten esos partidos.

28.       Es decir, ¿piensan que unas elecciones, no importa cómo, lograrían doblar la página y olvidar los muertos, los heridos, los desparecidos?

29.       Los miembros de la Alianza Cívica olvidan que los ciudadanos se rebelaron en contra del contubernio de los partidos zancudos y en contra de la política de alianza de grandes empresarios con el régimen.

30.       A pesar del pánico del círculo de poder como consecuencia que el régimen se debilita: por la profundización de la recesión económica, por el incremento de su aislamiento internacional, por la resistencia ciudadana; los apaciguadores políticos ofrecen una salida electoral con o sin reformas.

31.       Al final del año estaré circulando un “Balance 2018-2019” o “update” desde abril 2018 hasta finales de 2019 dividido en tres partes: 1) abril 2018: 22 meses después. 2) Las claves del 2020. 3) ¿Hacia dónde nos quieren llevar?

32.       A todos los amigos les deseo un mejor año 2020 sin dictadura. Un abrazo fraterno a todos y todas.


San José/Costa Rica