Aunque el gobierno no ha decretado ninguna cuarentena, la mayoría de habitantes de la ciudad de Camoapa han decidido quedarse en sus casas. La desolación en las calles es evidente, salvo por algunas personas que todavía se movilizan para realizar gestiones básicas.

En algunos casos, las familias han decidido trasladarse a sus fincas para tener el menor contacto posible, especialmente para resguardar a personas de avanzada edad. Se trata de medidas autoimpuestas, porque una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud es el autoaislamiento

Muchos negocios han cerrado sus puertas o han establecido mecanismos seguros para atender a sus clientes, como la Tienda Súper Hogar que sólo despacha productos, pedidos previamente a través de las redes sociales o vía telefónica. Otro caso es el de la Distribuidora Croveto, que mantiene abierta sus puertas, pero ha dispuesto normas para prevenir el contacto entre las personas y sólo permite el ingreso a un máximo de tres personas, además tener un espacio habilitado para el lavado de manos, antes de ingresar al local.

Calle, costado Norte del Parque Municipal de Camoapa. Foto: Radio Camoapa

La mayoría de farmacias mantienen la atención al público, pero igualmente implementan medidas preventivas para evitar la aglomeración de personas y casi todas despachan tras una ventanilla o el enverjado de la puerta. Un ciudadano que prefirió omitir su nombre, mucho menos actividad que en los paros promovidos durante el 2018.

En esta realidad, muchas personas han tratado de comprar víveres y productos sanitarios.