El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos aplicó nuevas sanciones contra dos funcionarios del régimen de Ortega y Murillo, se trata de Ana Julia Guido Fiscal General de la República y Paul Oquist Kelley Secretario Privado para Políticas del gobierno, además de la Caja Rural Nacional, CARUNA.

Mike Pompeo secretario de Estado dijo: " Hoy Estados Unidos sancionó a Ana Julia Guido, Paul Oquist y Caruna. Estados Unidos continuará tomando las medidas necesarias para apoyar al pueblo nicaragüense y presionar al régimen de Ortega para que cese la represión, respete los derechos humanos y restaure la democracia en Nicaragua".

Hasta el momento son 24 funcionarios del Gobierno Ortega Murillo los sancionados además de ocho empresas.

Ana Julia Guido de Romero fue sancionada por ser funcionaria del Gobierno de Nicaragua y por haberse desempeñado como funcionaria del Gobierno de Nicaragua en cualquier momento a partir del 10 de enero de 2007.

Sancionada Ana Julia Guido

“Los informes alegan que Guido, el Fiscal General, formó un grupo de fiscales que trabajaron con la Policía Nacional designada para fabricar casos contra presos políticos y sus familias. Según estos informes, la unidad ha pasado los últimos dos años presentando cargos contra los presos detenidos por protestar pacíficamente, incluidos los jóvenes aguadores que fueron detenidos por entregar agua a madres de víctimas del régimen en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua en 2019”.

Paul Herbert Oquist Kelley lo sancionan por “ser funcionario del Gobierno de Nicaragua y por haberse desempeñado como funcionario del Gobierno de Nicaragua en cualquier momento a partir del 10 de enero de 2007. Oquist, el Secretario de la Presidencia, representa el Gobierno de Nicaragua a nivel internacional en una variedad de roles y juega un papel principal en la difusión de desinformación para encubrir los crímenes del régimen y las fechorías de horribles abusos a los derechos humanos”.

Sancionado Paul Herbert Oquist Kelley

En numerosas entrevistas con medios internacionales de habla inglesa y en reuniones con representantes extranjeros, Oquist ha difundido las falsas narrativas y propaganda del régimen de Ortega. “Además, Oquist ha defendido el caso de los Ortega a nivel internacional con un flujo incesante de mentiras para ocultar o justificar los abusos del régimen.” expuso el comunicado.

Respecto a CARUNA señalan que ha agregado a la lista de la OFAC, por tratarse de «una institución financiera que opera a diferencia de los bancos tradicionales y no está sujeta a la supervisión regulatoria tradicional, fue designada por haber asistido materialmente, patrocinado o brindado apoyo financiero, material o tecnológico para, o bienes o servicios en apoyo de Banco Corporativo, SA (Bancorp), una entidad cuya propiedad e intereses en la propiedad están bloqueados de conformidad con la EO 13851.

También se lee, que “Caruna ha servido como herramienta para que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, desvíe dinero del ALBA de Nicaragua, SA (Albanisa) al menos $ 2.4 mil millones en fideicomisos petroleros y carteras de crédito. El régimen de Ortega ha utilizado estos fondos como recurso económico para mantenerse en el poder y pagar una red de mecenazgo. Tanto Bancorp como Caruna se beneficiaron de estas transferencias.

Los funcionarios del régimen, incluidos los sancionados por la OFAC, se están aprovechando de la falta de supervisión regulatoria de Caruna para invertir en propiedades y proteger sus ganancias mal habidas”.

Para Juan Sebastián Chamorro director ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la democracia, estas sanciones de la OFAC “afecta la capacidad represiva judicial de la dictadura Ortega Murillo, la capacidad diplomática que ha sido un fracaso y la capacidad económica de tener recursos para reprimir”.

Según Chamorro por segundo día la comunidad internacional reacciona de manera enérgica y fuerte en contra de una dictadura que cercena los derechos y libertades publicas y que apoya la causa por la justicia y por la democracia.

Las sanciones fueron confirmadas a través de la Oficina de Control de Activos Extranjero (OFAC), de acuerdo con la Orden Ejecutiva (EO) 13851.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), es una oficina del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que identifica países, terroristas y narcotraficantes sancionables de acuerdo con las leyes de EEUU.