Tomado de www.cartabodan.com .- Envuelta ya en un ambiente festivo con ritmos tropicales, Panamá se convirtió esta semana hasta el 23 de enero en el centro del fútbol de la región como país anfitrión de la XI Copa Centroamericana, hasta el 2009 conocida como Copa de Naciones de la UNCAF.

Durante nueve días, la competición será desarrollada en el estadio Rommel Fernández, en las afueras de la capital panameña, que puede albergar a más de 30 mil fanáticos. Una gran fuerza policial garantizará la seguridad entre los hinchas y las ruidosas "barras". Tras la ceremonia de inauguración, El Salvador se enfrentará a Nicaragua, mientras que Panamá sostendrá un duelo ante su similar de Belice, y Costa Rica chocará contra Honduras.

Habrá un día de receso entre partidos para el descanso de los jugadores y la recuperación de la grama de la cancha. En el Grupo A figuran los planteles de Belice, El Salvador, Nicaragua y Panamá, mientras en el B están Costa Rica, Guatemala y Honduras.

Todas apuestan por el dominio del balón y el juego de conjunto en el compromiso clasificatorio, que dará cinco cupos directos a la Copa de Oro de Estados Unidos 2011, publicó la agencia DPA.

Los juegos serán desarrollados con apoyo del gobierno panameño, que intenta dar brillo al torneo, pese a que Panamá atraviesa una crisis de agua potable.

Directivos de la UNCAF (Unión Centroamericana de Fútbol) aprovecharon la oportunidad para anunciar una intensa labor de organización de la XI Copa y una cuidadosa elección arbitral. Los árbitros titulares son Walter Quezada y Ricardo Cerda (Costa Rica), Marco Brea (Cuba), Joel Aguilar (El Salvador), Walter López (Guatemala), Benigno Pineda (Honduras), Roberto García (México) y Roberto Moreno (Panamá). Todos poseen experiencia internacional.

Entre los mejores augurios resalta Costa Rica, que ostenta seis Copas conquistadas desde que la competencia subregional fue instituida en 1991. Le siguen los "catrachos" hondureños con dos victorias y los "chapines" de Guatemala y los "canaleros", con un triunfo cada uno en su récord. Los "ticos" llegaron a Panamá de la mano del seleccionador argentino Ricardo La Volpe y esperan dejar atrás el trago amargo de la ausencia en el Mundial de Sudáfrica 2010. Asimismo, tienen la ilusión de recuperar la copa que fue ganada por Panamá en 2009. No obstante, una nota discordante se produjo la noche del miércoles, cuando la delegación costarricense fue objeto de un hurto de 45 mil dólares en el hotel que sirve de alojamiento al elenco.

En medio de los preparativos de la Copa, el seleccionador de "La Roja", Panamá, Julio Dely Valdés, estimó que sus pupilos "pueden ganar" y repetir la hazaña de 2009. Sin embargo, la afición local lamentó la salida del artillero Luis "Matador" Tejada, quien fue excluido del elenco. La bicolor de Honduras, que ocupa la posición 56 en el ranking de la FIFA, arribó temprano a Panamá para aclimatarse bajo la tutela del mexicano Juan de Dios Castillo. Junto a los "ticos", los "catrachos" son favoritos para iniciar una gran cosecha de goles.

A su vez, Nicaragua disputará la Copa Centroamericana imbuida de un anhelo competitivo. Los "pinoleros" sostuvieron un fogueo previo de casi un mes en la Escuela Tigres de Río de Janeiro bajo la dirección del técnico español Enrique Llena. Nicaragua aspira a ser la sede del evento en 2013. El seleccionador español comentó que el plantel está al ciento por ciento de su capacidad física y luchará por ganar su primer trofeo.

El mismo sentimiento es compartido por los "cuscatlecos", bajo la dirección técnica del salvadoreño José Luis Rugamas. Cuando faltan horas para que se abra el telón del espectáculo futbolístico, la modesta selección de Belice, conducida por el hondureño José de la Paz Herrera, apela al coraje, mientras que los "chapines" de Guatemala, entrenados por el paraguayo Ever Hugo Almeida, enfrentarán a sus rivales sin legionarios.