El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más se refirió a la presente resolución aprobada por el Parlamento Europeo este jueves 08 de octubre, y la catalogan como “una verdadera proclama a favor del pueblo nicaragüense”.

Gonzalo Carrión, anuncia el Colectivo de DDHH Nicaragua Nunca Mas, saluda esa resolución del Parlamento por que constituye un respaldo a la legitima rebelión del pueblo contra la tiranía y la opresión que empezó en el 2018, por que, “esta resolución condena las graves violaciones a los DDHH, que permanecen en la impunidad, además señala con nombres y apellidos a los responsables de estas violaciones contra el pueblo, que por treinta meses persisten en contra del pueblo nicaragüense”.

Gonzalo Carrión, anuncia el Colectivo de DDHH Nicaragua Nunca Más

También demandan en esa resolución los eurodiputados que no se recrudezca la represión con el combo de leyes que promueven más represión, persecución y más impunidad, solicitan sancionar a los responsables de violaciones de los derechos humanos y el respeto a la cláusula democrática del acuerdo de asociación entre la Unión europea y los países de Centroamérica, que en casos que persistan esas graves violaciones se apliquen esas cláusulas y eventualmente se suspenda ese acuerdo de sucesión. De manera contundente demandaron la libertad para todos y todas las presas políticas, añade el defensor de derechos humanos.

Para el Colectivo, esta resolución aprobada de la comunidad internacional “constituye un respaldo   a esa legitima resistencia del pueblo nicaragüenses, donde se demanda el cese de la persecución y la represión que oprime todos los derechos humanos en Nicaragua.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) valora la resolución aprobada por el Parlamento Europeo  en contra de los Ortega Murillo, como “aliento para el pueblo de Nicaragua, amenazado con tres anteproyectos de ley” que como lo han expresado los eurodiputados en la resolución: “de aprobarse, proporcionarían al régimen un nuevo instrumento represivo para silenciar no solo a sus críticos, sino también a cualquier persona u organización que reciba financiación extranjera, lo que aumentará el número de víctimas de esta represión y agravará aún más el clima general de intimidación y amenaza, dando lugar a violaciones inaceptables de los derechos humanos en Nicaragua”.

El CENIDH aplaude y agradece las palabras de solidaridad de los parlamentarios europeos que conscientes de su “deber de protección” han hecho suyo el dolor y la denuncia incansable del pueblo nicaragüense.

Todo lo que han dicho es cierto: “Ortega quiere llevar a Nicaragua a un fraude electoral”, “ha renunciado a defender a su pueblo y se aferra al poder” señala el comunicado.