Desde tempranas horas de la mañana se conoció que las instalaciones del Movimiento María Elena Cuadra estuvieron sitiadas por agentes policiales, impidiendo la entrada de trabajadoras. Algo similar ocurrió con el organismo feminista La Corriente.

El Movimiento de Mujeres trabajadoras y desempleadas María Elena Cuadra, MEC, fue fundado en el año 1994, es autónomo, amplio, pluralista, sin ánimos de lucro, que impulsa la incorporación y participación plena e igualitaria de las mujeres en la sociedad nicaragüense

Sandra Ramos, directora y representante del MEC, alertó de la situación y preocupación por el asedio de la Policía que no dejaron entrar ni salir a nadie del local por varias horas.

“Agradecemos a los medios, periodistas, a los defensores de derechos humanos y al pueblo de Nicaragua por acuerparnos, el MEC no son estas instalaciones, ni las cosas que aquí hemos conseguido gracias a la solidaridad, pero estas instalaciones no son los derechos humanos como las personas lo que llevamos dentro y eso aunque nos quiten este local no nos lo podrán arrebatar”, dijo Sandra Ramos.

Momento en que Sandra Ramos llega a las instalaciones  el MEC, acuerpada por mujeres pertenecientes al movimiento

Ramos envió un mensaje a las mujeres trabajadoras con las que trabaja: “No hay otra institución como esta en el país, y a las mujeres les decimos que no tengan miedo y aunque nos cierren les sabremos decir dónde seguiremos atendiendo, no acepto la clandestinidad en un país que he ayudado a construir, vamos a seguir trabajando por las mujeres y las trabajadoras de este país, seguiremos luchando para que en Nicaragua no haya más violencia, no van a callar la voz de esta organización“.

Apoyo

Movimientos sociales y defensores de derechos humanos se han sumado al respaldo absoluto de esta arbitrariedad. El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Mas, condena el asedio que agentes de la policía del régimen Ortega Murillo mantiene en contra del Movimiento y señala que “son más 29 meses de sistemática represión y persecución contra las expresiones ciudadanas”.

El Centro Nicaragüense De derechos Humanos Cenidh en Twitter informó “En estos momentos Cenidh está en comunicación con organizaciones internacionales de Derechos Humanos solicitando ayuda y reacciones enérgicas que condenen la agresión en contra del Movimiento María Elena Cuadra, y pide ¡No nos dejen solos!

Al lugar llegó un equipo encabezado por Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, donde denunciaron el asedio contra el MEC y señalaron la arbitrariedad e ilegalidad al impedir el acceso al local sin orden de allanamiento ni algo que justificara la presencia policial.