Debido al creciente brote de   contagios de COVID-19 en el país vecino de El Salvador, su gobierno a través de su embajada, ha solicitado con urgencia la ayuda de médicos nicaragüenses, para hacerle frente a la pandemia.

 La convocatoria fue dirigida a la Asociación Médica Nicaraguense, y es extensiva a medicos de toda la región,  especialistas y enfermeros para que apoyen con sus conocimientos al gremio médico del Salvador. Los especialistas que requiere el Salvador son:  médicos internistas, anestesiólogos, neumólogos, nefrólogos, cirujanos, pediatras, cardiólogos y personal de enfermería.

Mientras el 29 de junio, se conoció de siete médicos despedidos por el Ministerio de Salud que se presentaron a los Juzgado de Nejapa Managua, a interponer demanda de reintegro de sus labores. El gobierno del Salvador necesita a estos medicos nicaraguenses con urgencia.

“Atentamente realizamos una solicitud urgente de apoyo para la Asociación general de Médicos coopere en dar a conocer la convocatoria del Gobierno de El salvador para que médicos y enfermeras de Nicaragua apliquen a la contratación por servicios profesionales”, expresa la carta.

Garantías del contrato

 El gobierno salvadoreño cubrirá los gastos de viaje ida y regreso, alojamiento, alimentación, transporte y honorarios, según reporte de EFE. Y se cree que los especialistas daran sus servicos profesionales, en el Hospital que recientemente fue inaugurado este pasado 21 de junio.

Nuevo Hospital del  El Salvador

Presidente de la Unión Medica nicaragüense, José Antonio Velázquez, expresa que esta oportunidad de trabajo “aumenta y da una posibilidad real y el valor que hacen los especialistas médicos atendiendo a la población”. 

Vázquez considera “es una lástima que los otros países si valoran el trabajo de los profesionales de la salud, mientras que en Nicaragua en vez de a valorar que los médicos están en la primera línea de esta pandemia, más bien recibieron presión, despidos y el temor de dar alguna información en los centros hospitalarios, porque están siendo amenazados”.

Con esta convocatoria, se espera que el gobierno no obstaculice para que los profesionales vayan a brindar este servicio humanitario.

La documentación, será enviada a la Unidad Médica Nicaragüense, para hacer los contratos de forma directa a quienes estén dispuestos a viajar al país vecino, finalizó el presidente de la Unidad Médica Nicaragüense.