Expertos coinciden con estudio que indica que Nicaragua tendrá más pacientes con demencia en los próximos años

Tres cosas harían posible un mal pronóstico para la salud mental en Nicaragua: la automedicación, 22 meses viviendo bajo una pandemia y las consecuencias de la crisis política y social que está por cumplir ya los cuatro años. 

La conclusión la hacen especialistas, al reflexionar sobre un estudio de la prestigiosa revista The Lancet Public Health, dado a conocer hace unos días y en los que advierte que en el país, habrá en los próximos años, más personas con demencia que en el resto de países de América Latina.

El estudio se basó en el análisis a 195 países. Las proyecciones para los próximos 30 años, más que preocupar, alarman. El estudio señala que para el año 2050, de 28 mil 500 pacientes que era lo que se esperaba tener, resultarán 117 mil. El incremento, según la revista, sería el más alto entre los países de América Latina. Señala además, que el mundo llegará a tener unos 153 millones de personas padeciendo demencia.

Para la psiquiatra Gioconda Cajina, mucho de lo que vivimos en el país, la hacen creer que el pronóstico no está lejos de la realidad. “No es descabellado”, dice. “Sobran razones para esperar que eso puede suceder si no se toman precauciones”, agrega.

Causa automedicación

Según el estudio, las proyecciones se sustentan en gran medida al envejecimiento y al incremento de la población. Pero, un estilo de vida poco saludable también contribuye al problema. Señala la investigación, que los problemas de obesidad y diabetes, también son parte de las causas. 

La gente se está automedicando en exceso, vemos que en Nicaragua hay más farmacias que pulperías”, señala Cajina, quien añade que ese es uno de los problemas que más afectan la salud de los nicaragüenses.  “Hay medicamentos con efectos secundarios y si hay abusos, hay graves riesgos”, dice.

Pacientes del hospital psiquiátrico durante una actividad gubernamental.   Tomada de Radio Ya. 

Cajina dice que pastillas como la Omeprazol y la Ranitidina, que son medicamentos que en una farmacia se adquieren con facilidad, contienen componentes que tomados en exceso pueden afectar la memoria.  Dice que los antigripales y los antidepresivos, especialmente los que se usan para dormir, mantienen el sistema nervioso bloqueado, lo que puede dañar las neuronas irreversiblemente, dice la especialista. 

Roberto Ordóñez es psicólogo. Consultado sobre el estudio, dice que desde que inició la pandemia atiende a pacientes con mucho estrés y depresión. “Ambos son  trastornos, síntomas de afectaciones en salud mental también”, advierte. 

Suicidios, luz amarilla

Según el Mapa Nacional de la Salud del Ministerio de Salud (Minsa), en 2019, 9 mil 964 personas padecían problemas relacionados a la salud mental. Al cerrar el 2020, que fue el año en que el Covid-19 comenzó a atacar a los nicaragüenses, los pacientes con problemas mentales llegaron a 14 mil 594. Se trata de un aumento de 4 mil 630 nuevos casos.

Y eso que no se toman en cuenta aquí los subregistros, porque hay gente que va a consultorios privados o no informan para ser registrados de forma oficial”, dice  Ordóñez. “La pandemia trajo aislamiento, muertes y la lucha contra una enfermedad desconocida, todo eso ha causado trauma en las familias y han dejado serias secuelas”, alerta el especialista.

A criterio de Ordóñez, los nicaragüenses ya venían padeciendo daños a la salud mental como secuelas de la crisis política y social. “Aquí hay violencia política, femicidios, desempleo y una vida que está cada vez más cara. Todo eso afecta”, menciona el experto. 

Por su parte, Cajina dice que los nicaragüenses padecen también “mucha ansiedad y mucha incertidumbre” por lo que pasa en el país. Señala que las pérdidas de empleos, las carencias en el hogar, las separaciones familiares con las migraciones, generan una crisis que también afecta la mente.

Los especialistas explican que hay pruebas que debemos preocuparnos desde ya y no esperar a que el estudio de la revista se cumpla. “Hay suicidios más frecuentes por ejemplo”, alarman. 

La semana pasada en San Marcos, Carazo, dos suicidios marcaron los primeros días del año. A finales del año pasado otros dos suicidios estremecieron Diriamba. Las víctimas eran menores de 40 años.  El psicólogo clínico Noel Mendieta, dijo al respecto que las pérdidas de esas vidas tiene una sola causa: depresión, uno de los padecimientos de la mente más devastadores del ser humano.