El esfuerzo empírico no garantiza buenos resultados en la producción del grano de oro por lo que requieren acompañamiento y asistencia técnica

Detrás de la llegada de los españoles venía un grano singular que atrapaba a las personas por su buen gusto, aroma y el efecto energizante. Se trata del café que comúnmente se encuentra en los hogares nicaragüenses, aunque la calidad entre una taza y la otra no siempre es la misma.

En las regiones donde la vida está comprometida con las actividades del campo, la taza de café no puede faltar sobre la mesa y algunos productores han tomado la decisión de dedicar parte de sus tierras a su cultivo. En el departamento de Boaco hay reconocidas fincas cafetaleras, pero en Camoapa el esfuerzo apenas da sus primeros pasos.

Desde hace varios años algunos productores de este municipio incursionaron en la siembra del café, como una apuesta para generar recursos, pero los resultados no han sido los esperados. Estos esfuerzos se han dado por iniciativa propia de los productores, aunque algunos procuran participar en capacitaciones y foros académicos.

Sede universitaria promueve foro sobre el cultivo del café

La Universidad Nacional Agraria sede Camoapa, realizó un foro sobre la cadena de producción y los valores de comercialización del café con el objetivo de brindar las herramientas científicas a los nuevos emprendedores en ese cultivo. Se trata de un esfuerzo para impulsar desde la academia la relevancia de la cadena de valor y certificación, como elementos que contribuyen al propósito del esfuerzo realizado.

En la actividad participaron productores locales, agricultores de Río Blanco y estudiantes. El foro tuvo lugar en el auditorio de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Camoapam de la ciudad de Camoapa.

El responsable del área de investigación de la Universidad Nacional Agraria sede Camoapa, el médico veterinario Robell Masis Ríos, reconoció que es importante una asistencia permanente a los agricultores, pero la idea del foro surgió de la necesidad de capacitar a los nuevos emprendedores que cultivan café. “Creemos que esta charla formativa es el inicio de un proceso de formación, participaron muchos productores y esperamos que la información brindada la apliquen en sus plantaciones y les ayude en el manejo”, aseguró el académico.

Productores urgen el apoyo

El productor de café, ingeniero Ignacio Bodán, afirmó que estos esfuerzos de capacitación son buenos e importantes para los agricultores, pero debe acompañarse con un proceso de asesoría técnica permanente. “En Camoapa la situación de las plantaciones de café no han dado buenos resultados, porque se produce muy poco, no tenemos acompañamiento de ninguna institución”, expresó el pequeño cafetalero.

Camoapa es conocida por ser líder en la producción de ganado y sus productos derivados, no obstante, pequeños agricultores se están diversificando y apuestan por el cultivo del café.

El ingeniero Bodán agregó que los conocimientos sobre el sistema de producción de café son limitados y en esa medida se vuelve urgente la asesoría técnica. “Acá los conocimientos son básicamente empíricos por eso es que no hay una buena producción de café en Camoapa, no hay un aprovechamiento adecuado”, enfatizó el productor.

Falta actualización de datos

Según las autoridades universitarias en la actualidad no se conoce cuántos productores se dedican al rubro del café, solo existe un censo agropecuario del año 2011, con información que indicaba la existencia de diez fincas con cultivos de café.

Un nuevo censo permitiría actualizar los datos para conocer cuántas fincas apuestan al cultivo del café y cuál es la extensión de tierra dedicada a ese propósito. En el municipio hay productores que poco a poco amplían el tamaño de sus plantaciones y procuran colocar el grano de oro en la localidad, aunque las cantidades permanecen en un nivel artesanal.

En el mercado local puede encontrarse la libra de café en grano entre 50 y 60 córdobas, mientras que el productor está sujeto a las variaciones del mercado internacional. Un pequeño productor de café que prefirió omitir su nombre cuenta que trabaja con tres manzanas de café y en la última cosecha logró colocar el quintal de café oro en 3,000 córdobas.

El año pasado Nicaragua cerró con 470 millones de dólares por exportación de café, superando el periodo anterior que fue de 446 millones, lo anterior fue confirmado por el presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), Manuel Miranda al medio digital Confidencial el 9 de octubre del 2021.

El pequeño productor consultado dice que espera transformar su cultivo tradicional de café en producto orgánico, aunque el rendimiento por manzana puede disminuir. Actualmente experimenta con una variedad conocida como Peca, debido a la ganancia de peso que presenta por grano, pero comparte la necesidad de urgente asesoría y una disminución de costos en los insumos ocupados.