Experiencia que ha tenido el ingeniero Ignacio Bodán, una finca que está ubicada a unos seiscientos metros sobre el nivel del mar en la comunidad de Mombachito.