Ensilaje y amonificación de pastos

El ensilaje es un proceso de conservación de alimentos a través de una fermentación anaeróbica, es decir, sin presencia de oxígeno. Este tipo de fermentación hace que todo el material conservado se vuelva ácido, lo que impide el crecimiento de hongos y bacterias dañinas. Lo más importante cuando se elabora un silo es impedir que le entre aire. Este se logra con una buena compactación y recubrimiento.

Un ensilaje bien hecho permite mantener la calidad nutritiva de los alimentos por mucho tiempo. Conservar pastos y otros alimentos, a través del ensilaje, puede ayudar a evitar problemas de escasez de alimentos en la época seca.

La ventaja más importante es que permite utilizar los excedentes que se producen en la época lluviosa, manteniéndolos de tal forma que puedan ser usados en la época de mayor escasez de alimentos.

blog comments powered by Disqus