Nicaragua estuvo ante la presencia de un segundo huracán en menos de 10 días, Iota toco tierra afectando mayormente a la Costa Caribe Norte que quedo vulnerable por el paso del huracán Eta, ante dos golpes de fenómenos naturales a esta comunidad le toca resurgir y los próximos días cuidar de sus vidas.

Los vientos catastróficos de Iota en categoría 5, a 260 km/h con ráfagas de velocidad superior y caudalosas lluvia, dejo destrucción de casas, más de “50,000 personas albergadas” según Sinapred.

Sin comida, sin luz y sin forma de comunicación pasaron los comunitarios por más de 24 horas. La gente aún sigue con miedo, y dolor por la pérdida de sus hogares, todo está destruido.

Para Rafael Amador epidemiólogo prepararse previamente antes y durante el evento y posterior al evento evitaría muchas tragedias. 

“Las instituciones correspondientes estarías más capacitadas para dar de manera efectiva a las situaciones que se pudieran presentar, hay que tener los planes previos ante una emergencia. En el caso concreto de ahora la segunda ola hace menos de 10 días y una nueva situación donde no se ha recuperado la población. No solamente hay una emergencia por un desastre natural, sino que además estamos en medio de una emergencia sanitaria.”

Por su parte el doctor Leonel Arguello epidemiólogo refiere que la preparación previa es fundamental, que se debe practicar, además señala tres cosas fundamentales para atender una emergencia. “Dar un servicio de calidad, no es dar por dar por que me miren, hay que respetar la dignidad de la gente, hay que estar claros que es obligación del gobierno a darles apoyo sin ningún distinción o exclusión, estas tres fases es fundamental. “indica.

En un momento que las personas están tan vulnerables, sin ninguna salida, el trabajo de los voluntarios de emergencia juega un papel importante para la tranquilidad de las víctimas “deben de transmitir seguridad, cuidándose ahora que se está viviendo una pandemia. Este trabajador debe de cumplir con un código de ética significa que no se puede discriminar, debe respetar la cultura ahora que se está dando en la Costa Caribe que es multiétnica, hay que explicarle a la gente lo que van a recibir para no crear expectativa hay que decirles que tienen derecho a recibir las cosas sin exclusión”, puntualiza Arguello.

Epidemiólogo Leonel Arguello

La sociedad Civil, organizaciones, no gubernamentales se han organizado para hacer colecta de víveres, ropa y artículos de higienes, agua, entre otros, donación que se ha dificultado por el asedio de la policía, evitando la solidaridad del pueblo. El hacer llegar la ayuda sin obstáculos es parte de las preocupaciones de pacifico, centro y norte del país, que insiste en ayudar.

Amador asevera que en una   emergencia se necesita de la coordinación de todos los sectores sin    distinción.

 “Ante una emergencia como está la necesidad de la coordinación, y participaciones de todos los niveles es fundamental, porque un evento de emergencia, no distingue ideologías y todos tenemos necesidades y esto lo vínculo con ciertos criterios primero entender la población que va estar más afectada del evento que se va a desarrollar, en este caso el Huracán. Cuáles son las vulnerabilidades de la población, existen personas con afectaciones crónicas si o no. De esta manera esa información debe existir previo para estar preparados e incidir de manera más efectiva en las necesidades que pueda tener esta población”.

El doctor Arguello menciona que los expertos meteorólogos dicen que el Huracán Iota va a ser más fuerte que el huracán Eta y va afectar todo el país en términos de lluvia. Y que por lo tanto lo primero que se debe hacer es retirar a la gente de aquellos refugios que no sean totalmente seguros, especialmente aquellos que sean muy bajos.

 Hay que estar claros refiere Arguello que este trabajo requiere del esfuerzo de todos para hacer llegar esta ayuda después que pase el huracán, y que hay que priorizar combustible para que lo recaudado llegue a su destino sin demora “Hay que garantizar el combustible, agua con suficiente tiempo y apenas pase el desastre hacer un diagnóstico y crear una red de comunicación que nos permita a todos saber qué es lo que está sucediendo, en esa medida uno puede ayudar, priorizando la gente que ya están damnificadas.”