Nicaragua: Aumenta la violencia y la represión estatal a pesar de los múltiples esfuerzos de diálogo

Foto/internet

(AMNISTIA INTERNACIONAL)

Nicaragua se encuentra sumida en un continuo ciclo de violencia, a pesar de los múltiples esfuerzos realizados por la sociedad civil nicaragüense en el marco del diálogo nacional, y los llamados de organismos internacionales para detener las graves violaciones a derechos humanos cometidas por agentes estatales y grupos afines.

Amnistía Internacional ha seguido su labor de monitoreo y documentación de la grave crisis de derechos humanos en el país y ha podido constatar la intensificación de la represión estatal y la violencia en las últimas semanas. Según el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH), el número de personas fallecidas asciende a más de 190, las cuales, en su mayoría, habrían sido a manos de la policía y grupos parapoliciales. Además, continúan los hostigamientos a periodistas y personas defensoras de derechos humanos, así como también restricciones al derecho a la salud de las personas manifestantes heridas.

El recrudecimiento de los ataques en contra de la población civil por parte de agentes del gobierno nicaragüense y grupos parapoliciales que actúan con su aquiescencia en los últimos días demuestra la simulación y falta de compromiso por parte del Presidente Ortega”, dijo Erika Guevara Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional.

El gobierno nicaragüense no puede continuar haciendo llamados al diálogo mientras sigue cometiendo graves violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional, y no toma todas las medidas a su alcance para que la violencia cese.”

Asimismo, Amnistía Internacional recibió denuncias sobre otras acciones inéditas como el sobrevuelo de avionetas en Jinotepe y barrios de Managua, que habrían arrojado insecticidas tipo cipermetrina sobre manifestantes (que en humanos produce vómitos, mareos y vértigo), el supuesto uso de vehículos adscritos al Ministerio de Salud para transportar a grupos parapoliciales, así como la posible clonación de ambulancias de la Cruz Roja, tal y como lo advirtió en rueda de prensa la propia institución.

El gobierno del Presidente Ortega debe ordenar de forma inmediata el cese a la represión, el apego irrestricto de la Policía Nacional y sus cuerpos antimotines a las normas internacionales sobre el uso legítimo de la fuerza, así como el desmantelamiento de los grupos parapoliciales.

Amnistía Internacional llama a la inmediata instalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para que investigue de forma exhaustiva los hechos de violencia y las graves violaciones a derechos humanos ocurridos en el país desde el 18 de abril.

blog comments powered by Disqus