Cada 19 de octubre, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que es la segunda causa de muerte de las mujeres en Nicaragua. Esta fecha pretende sensibilizar a la población con un mensaje clave: la importancia de la detección temprana de la enfermedad, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama.

La doctora Arlen Romero Gutiérrez, médica internista y oncóloga revela que el cáncer de mama es la segunda causa de muerte de las mujeres en el país, por lo que es importante los chequeos medicos anuales. “El cáncer de Mama, se forma en las glándulas mamarias tanto en hombre como en mujeres, es más frecuente en las mujeres y solo el ,1 % se va a presentar en los hombres es el tipo más común de cáncer en las mujeres después el cáncer de piel en Estados Unidos, en Nicaragua es el segundo tipo de cáncer más frecuente después del cáncer cérvico uterino”.

Doctora Arlen Romero Gutiérrez, médica internista y oncóloga

 

Los signos de advertencia del cáncer de mama pueden ser distintos en cada persona. Algunas mujeres no tienen ningún tipo de signos o síntomas,  la doctora Romero nos explica cuales son los principales síntomas para que las mujeres puedan estar alertas “ cuando presentemos asimetrías en nuestras mamas, cambios de coloración , descamación en la piel, presencia de piel de naranja, cuando el pezón se retrae es decir se hace hacia adentro, cuando hay salida de materia ya sea citrino o sanguinolento por el pezón, cuando sintamos bultos o masitas, pelotitas como lo refieren las pacientes”. Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama y dolor en cualquier parte de la mama también son algunos de los síntomas.

Algunos estudios han demostrado que el riesgo de tener cáncer de mama se debe a una combinación de factores. Los principales factores que influyen en el riesgo de una persona incluyen ser mujer y hacerse mayor, sin embargo, las mujeres jóvenes deben estar en constante chequeo médico.

Tener un factor de riesgo no significa que la persona tendrá la enfermedad, sin embargo, jamás hay que confiarse,  Romero señala  que podría aumentar el riesgo de tener cáncer de mama. “jamás haber estado embarazada y no haber tenido un hijo, que nuestra menstruación la hayamos tenido antes de los doce años o que se nos quitara o tuviéramos una menopausia tardía después de los 55 años. El no haber dado el pecho a los hijos mayor de un año en cada hijo, el utilizar anticonceptivos orales, el utilizar terapia hormonal en la menopausia, la obesidad, fumar y la ingesta de alcohol son algunos factores de riesgo.”

Del 5 al 10 % el cáncer de mama puede ser hereditario, al tener familiares directos, eso aumenta el riesgo por lo que se indica   que se debe empezar la prevención 10 años antes del diagnóstico de la familiar.

Según la especialista, todas las mujeres deben de prevenir el cáncer de mama a través del autoexamen “este se debe realizar una semana antes o una semana después de nuestro periodo, de forma continua o frecuente y por lómenos una vez al año se deben de valorar por el ginecólogo con revisión de mama, las mujeres mayores de 25 años y menore de 40 sin ningún factor de riesgo como prevención normal se podrían hacer ultrasonidos de mamas”. A partir de los 40 años se recomienda realizar las mamografías con ultrasonido mamaria complementario una vez al año.

Para prevenir el cáncer de mama es recomendable también, llevar una alimentación balanceada y alta en fibra, disminuir el consumo de azúcares y grasas, practicar ejercicio al menos 30 minutos diariamente.