En el comunicado expresan conocer la angustia que vive el pueblo de Nicaragua ante la tragedia del COVID-19, y estar al tanto de “las decenas de ataúdes circulando por las ciudades y los entierros exprés en medio de la noche” sin que las familias puedan darles un homenaje a sus seres queridos.

La misiva denuncia el rechazo total a los despidos de médicos nicaragüense, por informar la situación que ha estado sucediendo en los hospitales “hacemos nuestro reconocimiento a los médicos y personal sanitario que, se exponen día a día, sin estar debidamente provistos de los necesarios equipos de protección, en su lucha contra esta fatal pandemia, hasta llegar a morir por servir a sus hermanos. En todas partes del mundo son aplaudidos por su sacrificio y entrega, mientras que, en nuestro país, tristemente, por el hecho de informar la verdad y solicitar la protección necesaria, son despedidos y despojados de sus derechos”.

No dejaron pasar la oportunidad de hacerles un llamado a la razón, a los diferentes sectores sociales, políticos y juveniles, expresando  “es momento de que los diferentes actores de la vida pública antepongan sus propios intereses a los de la nación.  Hoy necesitamos hombres y mujeres que procuren el bien común, que, liberados de todo egoísmo, sientan el dolor de la gente y los acompañemos”.

 

Comunicado N.10 

 Este comunicado de la Arquidiócesis de Managua, llega a la población y los diferentes sectores atendiendo a la preocupación por la actual situación del país frente al COVID-19, hoy que la Ministra de Salud Martha Reyes en un comunicado reporto 2,519 casos de personas afectadas y 83 fallecidas. Estos datos son del monitoreo del Minsa del 23 al 30 de junio.