El Ministerio de Educación había convocado para el día 21 de julio el regreso a clases,  el llamado no tuvo éxito.

Las calles estaban vacías a las seis y media de la mañana, cuando en días normales se ven escolares con paso rápido vestidos de azul y blanco, con sus mochilas al hombro, casi corriendo para llegar antes de que suene la campanada de formación.

Las familias en Nicaragua decidieron ponerse en cuarentena voluntaria, al ver que el gobierno nunca la declaró y no suspendió las clases. Desde que se reportó el primer fallecido en marzo por Covid-19, la ciudadanía empezó a tener miedo de la pandemia tomando sus precauciones y dejando de mandar a niños y niñas a clases.

Hoy la Escuela Agustina Miranda de Quezada,   popularmente conocida como  la número dos en Camoapa, se vio vacía, la entrada estaba adornada a la espera de sus estudiantes, pero es difícil acudir a un centro de estudios cuando se corre peligro de enfermarse.

Docente notifico a padres y madres de familia de ese centro de estudios, que las clases se reanudarían normalmente sin especificar ninguna medida de precaución sobre el tema del Covid-19, lo cual alerta a la población.

 

 El Ministerio de Educación convocó a la reanudación de clases. Desde el inicio de la pandemia padres y madres de familia no han enviado a sus hijos e hijas por temor.

Nicaragua es uno de los cuatro países en continuar dando clases, pese a la gran ausencia de estudiantes.

Foto  ilustrativa  Centro Escolar de Managua-  clases  en tiempos normales 

Esta ausencia obligó al Mined a transmitir los teleclases por el estatal Canal 6, pero no han despertado interés entre los estudiantes, valora la Unidad Sindical Magisterial, además que se ha visto la falta de preparación de docentes al impartir las clases.

 

Radio Camoapa realizó una encuesta en su página de Facebook preguntando a la audiencia su opinión sobre la convocatoria a clases.

Hasta hoy  21 de Julio a las 4 de la tarde  que se cerraba la encuesta, con un alcance de más de diez mil personas y más de dos mil interacciones, el 94 por ciento de las personas que votaron consideran que no es correcto que los estudiantes de las escuelas públicas regresen a las aulas de clases.

El ministerio de educación ha insistido en aparentar normalidad al querer que estudiantes regresen, pero la decisión la han tomado padres y madres de familia que la salud es primero, ante el riesgo de contagio del Covid-19.

Entre las reacciones de las personas que participaron en la encuesta, mencionaremos algunas

Omar Salas -Ahora me van a contestar esta encuesta padres de familia que prefieren que sus hijos pierdan el año o pierdan la vida.

Jesica Flores- No estoy de acuerdo sabiendo cómo está todo en Nicaragua y que todavía los padres sean capaces de mandar a sus hijos eso no es protegerlos lo que están haciendo es que se enfermen.

Migdalia Guzmán- Que pierdan el año porque una vida nunca jamás se repone, gracias.

América Soza- De nosotros depende que si paran o normalizan las clases. Las últimas disposiciones del Mined es que el alumno que pierda una semana seguida de clases lo borran de la matrícula. Y a los maestros que no les lleguen alumnos no les van a pagar, además que van a llegar a disque reforzamiento y las guías que dejaron ni valen nada, prácticamente los van a pasar sin saber nada al que llegue.

Padres y madres están dispuestos a que su hijos e hijas pierdan el año escolar, por la pandemia el Covid-19 y el ministerio de educación no tiene las fuerzas para obligarlos, porque son ellos los que mandan no el gobierno, según los comentarios obtenidos en la encuesta realizada por Radio Camoapa.