Los obispos presidentes de las seis conferencias episcopales de América Central, emitieron un comunicado a los pueblos hermanos “los países de la región centroamericana estamos atravesando un momento sumamente difícil, esta realidad es particularmente grave en algunas de nuestras naciones. Además del azote de la pandemia del covid-19”, expresa la misiva.

 Por otro lado, el consejo de SEDAC señala, los estragos que han sufrido por la tormenta tropical Amanda en Guatemala, El Salvador y Honduras, han causado pérdidas de vida y muchos desastres en estas regiones. A las familias afectadas por estas tragedias “expresamos nuestra cercanía y solidaridad, que el señor acoja en su reino a las personas fallecidas, conceda consuelo y alivio a sus seres queridos”  

SEDAC hace un reconocimiento especial a quienes están en primera línea para defender la vida y la salud de las personas que padecen el COVID-19, médicos, enfermeras, enfermeros, así como todo el personal sanitario y quienes colaboran.  Y señala “algunos han ofrendado su vida en ese admirado y arriesgado servicios ellos lejos de cualquier estigmatización o menosprecio merecen el máximo reconocimiento de todos por su heroísmo.”

Cortesía / La Prensa

La Conferencias episcopales de América Central hace mención a la Iglesia Católica en Nicaragua “por su gran preocupación y generosa acción en favor de la salud y la vida del amado pueblo nicaragüense”

 Refiriéndose a la pandemia del COVID 19, expresan que él papá Francisco a dicho “Sólo podemos salir juntos de esta situación como una humanidad entera. Porque todos estamos en la misma Barca, nadie debe ser olvidado. Todos debemos implicarnos, los gobiernos y los ciudadanos debemos unirnos en un esfuerzo común en favor, de la salud y la vida de las personas. Además, con máxima responsabilidad todos debemos cumplir las medidas de seguridad sanitaria para proteger la vida de nuestros hermanos”.