La desprotección de la población ante la pandemia Covid 19, y las condiciones inhumanas en las cárceles del país, son una parte de la alerta por las constantes violaciones a los derechos humanos, que una vez más fueran hoy enviadas a la oficina de la alta comisionada de derechos humanos  Michelle Bachelet.

La Red Internacional de Derechos Humanos, Ridh, y la Comisión Permanente de Derechos Humanos Cpdh, enviaron una actualización a la oficina de Bachelet, y a los Estados miembros del Consejo de las Naciones Unidas, “la preocupación ante la persistencia y la intensificación de las violaciones de DDHH en Nicaragua”.

Martha Jackson Eade, en representación de la RIDH, exteriorizó que los hechos ocurridos desde la última actualización “han evidenciado el nivel de desprotección y abandono de los sectores más vulnerables de la población de Nicaragua, especialmente a mujeres y niñas indígenas y la población inmigrante y exiliada que han tenido que regresar al país debido a la pandemia Covid 19”.

Martha Jackson Eade, en representación de la RIDH

Para la Ridh, la situación de los presos políticos detenidos en condiciones inhumanas en las cárceles del país, genera mucha preocupación y ponen en evidencia el estado crítico  de salud, por el que fueron hospitalizados hace semanas don Justo Rodríguez y  Enrique Meza Lagos.

En los últimos meses se han encrudecido hostigamientos, amenazas y ataques en contra de defensores de derechos humanos, excarcelados y opositores, además de un incremento de allanamientos ilegales y detenciones arbitrarias de opositores y sus familias, añade Jackson.

Contra defensores y el periodismo

A esto se le suma el ataque por parte de la Policía el jueves 10 de septiembre el secretario Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Marco Carmona y sus familias sin oportunidad de presentar una denuncia, ya que se les fue impedido ese derecho.

Martha Jackson hace señalamiento del ataque a la libertad de prensa y contra el periodismo Independiente que el gobierno ha querido callar, con intimidación, amenazas de muerte y acoso judicial y por la reciente acción arbitraria de “el reparo de Canal 12 y Canal 10, únicos dos canales televisivos independientes que permanecen en señal abierta.”

Instalaciones de Canal 12

La Ridh añade “Nos preocupa que estos patrones de abuso y persecución contra quienes el gobierno percibe como opositores y la impunidad de tales violaciones se intensifiquen y empeoren en los próximos meses, en periodo electoral.”

El organismo instan al consejo de derechos humanos y la oficina de la alta comisionada a estar alerta y vigilantes de la situación de derechos humanos y así eviten un mayor deterioro de esta grave crisis.