La casi inminente formación en los próximos dos días de la séptima tormenta tropical de la presente temporada de huracanes en el Atlántico obligó a la emisión de advertencias en la Península de Yucatán y Belice.

De acuerdo con un boletín difundido el domingo 6 de agosto por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, con sede en Miami, el sistema se encuentra a unos 145 kilómetros al este-noreste del Cabo Gracias a Dios, entre Honduras y Nicaragua, y a 745 kilómetros al este-sureste de Chetumal, en México.

En Nicaragua

El Gobierno de Nicaragua advirtió la tarde del domingo 06 de agosto de posibles deslizamientos de tierra e inundaciones al norte del país, y recomendó tomar medidas a la población, debido a las lluvias provocadas por el ciclón tropical siete de la temporada.

"Se ha orientado a los comités departamentales y municipales de la zona norte del país a tomar las medidas preventivas ante posibles deslizamientos (de tierra) e inundaciones que provoquen las lluvias que se presenten", indicó el Gobierno, en una nota informativa.

Las autoridades esperan que el fenómeno, ubicado a 145 kilómetros al noreste del Cabo Gracias a Dios, en el extremo noreste de Nicaragua, produzca vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, con rachas superiores.

Los zarpes en el litoral Caribe fueron suspendidos por tiempo indefinido debido a los fuertes vientos y olas de hasta 3 metros de altura que se esperan en la zona. Las poblaciones más amenazadas por el fenómeno son los Cayos Misquitos, la desembocadura del río Coco, y Bilwi, todos ubicados al noreste de Nicaragua, según el Gobierno.

En México y Belice

La potencial tormenta, se desplaza con dirección oeste-noroeste a 19 kilómetros por hora. El NHC prevé que el sistema mantenga esa dirección durante las próximas 48 horas y que el centro del ciclón pase por la Península de Yucatán entre el lunes y el martes.

Por ello, el Gobierno de México ha emitido un aviso de tormenta tropical para el tramo costero de la Península de Yucatán que va desde Campeche en el noroeste y hasta Chetumal, tal como informa el centro meteorológico.

Por su parte, el Gobierno de Belice ha emitido una alerta de tormenta tropical para la Ciudad de Belice, la más poblada de este país centroamericano.
En las áreas señaladas, se esperan para los próximos días fuertes lluvias que dejarán inundaciones de más de 15 centímetros, con zonas aisladas en las que podrían registrarse 30 centímetros.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada, a la que siguieron Bret y Cindy, luego una "tormenta sin nombre", Don y a comienzos de esta semana Emily, de acuerdo con los registros del NHC.

Emily, la sexta tormenta tropical de este año, tocó tierra el pasado lunes en la barrera de islas de Anna María, en la costa central del oeste de Florida, en donde se declaró el estado de emergencia para 31 condados.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos anunció el 25 de mayo pasado que se preveía una temporada de huracanes en el Atlántico con registros "por encima" de lo normal, con la formación de 11 a 17 tormentas tropicales, de las cuales entre 5 y 9 se convertirán en huracanes y entre 2 y 4 serán de categoría mayor.

Fuente: Agencias de noticia EFE y Acan Efe